EL RACISMO COMO PROBLEMA SOCIOCULTURAL E HISTÓRICO

Por Fabián Granobles Ocampo –  Asociación de Ateos de Cali‘s note.

Ejes temáticos:

1) ¿Qué es el racismo?:

a) ¿Por qué surge el racismo?

b). Historia del Racismo.

2). Racismo Folk o “Común” o “Popular” y “Racismo Biológico”:

a) ¿Qué es el racismo folk o “común”.

b) ¿Qué es el “racismo biológico”?

c) ¿Por qué es falso epistemológicamente y ontológicamente es una ficción el racismo?

3). El racismo en el contexto colombiano.

.

¿Qué es el racismo, por qué surge el racismo?

El racismo es el prejuicio sociocultural e histórico que postula la existencia de las razas humanas como grupos humanos no sólo radicalmente diferentes e incompatibles a nivel social, político, económico, moral e histórico, sino también a nivel biológico, en donde se intenta validar y justificar la supuesta superioridad, jerarquización, estratificación, hegemonización, cuadriculación y dominación social, política y económica de un grupo humano sobre otro mediante escalas de valores de inteligencia y moral, ya sea ascendente o de manera descendente. La clasificación de las personas como perteneciente a una u otra raza ha sido ampliamente usada y aún lo es para mantener a grupos humanos en situación de sometimiento, a condiciones de vida de opresión, ignorancia y dependencia, y acusar a estos grupos de ser inferiores cuando solo son víctimas y no causas del problema. Así mismo esta clasificación se usó y se utiliza para mantener la posición de mayor poder de otros grupos dentro de la escala social, estableciéndose un círculo vicioso de retroalimentación entre estatus socioeconómico y pertenecía a ciertas razas. Este mecanismo se alimenta a sí mismo y se tiende a perpetuar ad infinitum hasta que sobrevengan cambios radicales en la sociedad. El racismo suele estar estrechamente relacionado y ser confundido con la xenofobia, es decir el odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros. Sin embargo existen algunas diferencias entre ambos conceptos, ya que el racismo es una ideología de superioridad, mientras que la xenofobia es un sentimiento de rechazo; por otra parte la xenofobia está dirigida sólo contra los extranjeros, a diferencia del racismo. El racismo también ha estado íntimamente relacionado con otros conceptos con los que a veces suele ser confundido, como el etnocentrismo, los sistemas de castas, el clasismo, el colonialismo, el machismo e incluso la homofobia. Cabe señalar que este prejuicio es algo que cualquier ser humano o grupo humano, en cualquier parte del mundo, sin importar la cultura puede ejercer el racismo como forma de discriminación, así como también sufrir, y no solamente (aunque históricamente se haya marcado) en los grupos socialmente marginados como los afrodescendientes, los judíos, los gitanos, los latinoamericanos, entre otros. La segregación o separación racial es la separación de espacios, servicios y leyes para las personas de acuerdo a su descendencia. Fue practicada en muchos lugares del mundo hasta mediados del s. XX. Para combatir el racismo, la ONU (Organización de Naciones Unidas) adoptó en (1965) la Convención internacional sobre la eliminación de todas las formas dediscriminación racial y estableció el día 21 de marzo como Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

.

Esbozo Histórico del Racismo:

La historia del racismo comienza con la segregación presentada en muchos textos religiosos de la antigüedad, entre ellos el Talmud. Históricamente, el racismo ha servido para justificar crímenes contra la humanidad como el genocidio y diversas formas de dominación de las personas como la esclavitud, la servidumbre, el colonialismo, el neocolonialismo y el imperialismo. El racismo suele estar también relacionado con el etnocentrismo, el chovinismo y la xenofobia. Por ejemplo, Hannah Arendt, en “Los Orígenes del Totalitarismo”, señaló que la ideología racista conocida como racismo popular, que se desarrolló a fines del siglo XIX, se usó para legitimar la conquista imperialista de territorios extranjeros y los crímenes que le siguieron, tales como el genocidio de Herero y Namaqua (1904-1907) o el genocidio armenio (1915-1917). El racismo es hoy definido en todas las instancias y foros internacionales como una afrenta a la dignidad humana básica y una violación de los derechos humanos. Un número importante de tratados internacionales ha intentado terminar con el racismo. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) utiliza una definición de discriminación racial asentada en la Declaración sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial.

En España se crea el concepto de las castas o cruzas (mestizos, mulatos, castizos, entre otros) representando las variedades de mezclas entre las 3 etnias europea, indígenas y negros y sus descendientes, sobre la que se creó una sociedad colonial estratificada. En las colonias españolas en América, el mestizaje fue un proceso paradójico, prohibido y al mismo tiempo masivo. La limpieza de sangre apareció en el s. XIV en la España de la Edad Moderna. El sistema estableció entre los españoles una diferenciación entre personas desangre pura y personas a los que se les atribuía tener la sangre impura o manchada omezclada con la población conversa de judíos o moros de España, creándose una diferenciación entre cristianos viejos y cristianos nuevos. El racismo fue intensamente utilizado a partir de las últimas décadas del siglo XIX por los países europeos para justificar la legalidad de acciones de dominación colonial, jingoísmo y genocidio, en varias partes del mundo. Entre ellas puede mencionarse el reparto de África legalizado en la Conferencia de Berlín de (1884-1885), en la que doce países europeos, el Imperio Otomano y EUA se consideraron a sí mismos con derechos territoriales exclusivos sobre el continente africano, ignorando a los pueblos que lo habitaban. Entre otros muchos actos inspirados y legitimados por el pensamiento racista pueden mencionarse, la apropiación en (1885) como propiedad privada de Leopoldo II de Bélgica del Estado Libre del Congo, en el que impuso un régimen esclavista y genocida; la conquista de la notable ciudad de Tombuctú por Francia en (1893) y la destrucción de su cultura varias veces centenaria; la conquista y destrucción del Reino de Dahomey en (1894) por Francia; la conquista de Madagascar por Francia en (1895); la conquista y destrucción del Reino de Benín en (1897) por Gran Bretaña; la apropiación por parte del empresario y mercenario británico Cecil Rhodes de lo que a su muerte se llamaría Rhodesia; la Conferencia de Algeciras de (1906), en la que las potencias europeas consideraron que Marruecos debía ser un protectorado de España y Francia; la matanza por inanición y envenenamiento del agua de las poblaciones Herero y Namaqua en el Desierto del Namib, entre (1904) y (1907), por parte de los colonizadores alemanes, considerado el primer genocidio de s. XX; entre otros.

Durante la colonización de Gran Bretaña al llegar al territorio norteamericano utilizo el racismo para facilitar y legalizar la esclavitud. La esclavitud en EUA comenzó con esclavos negros africanos y las personas de ascendencia africana, y ocasionalmente con los amerindios. Una ley de Virginia de (1705) estableció que la esclavitud se aplicaría a aquellas personas de pueblos que no fueran cristianos. La mayoría de los esclavos eran negros y estaban en poder de los blancos, aunque algunos americanos nativos y negros libres también tenían esclavos. La esclavitud se prohíbe en EUA en (1865) luego de la Guerra de Secesión mediante la Decimotercera Enmienda. Aun habiéndose eliminado el racismo de la Constitución Política, se practico la segregación racial hasta (1965), pero como resultado de la lucha dada tanto por el Movimiento por los Derechos Civiles en EUA de manera pacífica (lucha larga, y principalmente no-violenta, para acabar con la discriminación contra los afroamericanos y la segregación racial y extender el acceso pleno a los derechos civiles y la igualdad ante la ley a los grupos que no los tienen, sobre todo a los ciudadanos negros que va desde el boicot a los autobuses de Montgomery en (1955) hasta el asesinato de Martín Luther King en (1968),  aunque el movimiento por los derechos civiles en EUA sigue de muchas formas hasta la actualidad), así como la lucha dada por el Partido Pantera Negra o Partido Pantera Negra de Autodefensa (en inglés Black Panther Party) y del apoyo del Presidente John F. Kennedy y de Lindon Johnson, se firma la Ley de Derechos Civiles en (1964) en la que se prohíbe la aplicación desigual de los requisitos de registro de votantes y la segregación racial en las escuelas, en el lugar de trabajo e instalaciones que sirvan al público en general (lugares públicos) y en (1965) la Ley de derecho de voto.

En Alemania, la evolución de la ideología racista, xenofóbica y nacionalista en la cultura tuvo su máximo desarrollo con el Nacionalsocialismo (Nazismo), liderado por Adolf Hitler (1889-1945), que obtuvo la adhesión de una gran parte de la población alemana en las décadas de (1930) y (1940), hasta que colapsó con la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, en (1945). El Nacionalsocialismo (Nazismo) surgió como una ideología de superioridad de la llamada raza blanca y dentro de ella supremacía de una hipotética raza aria o pura, de la cual los alemanes, eran considerados su expresión en el s. XX. El racismo nazi estuvo dirigido principalmente contra las personas de origen judío y de origen gitano. El Nazismo obtuvo también fuerte adhesión fuera de Alemania, en países como EUA, donde confluyó con el fuerte desarrollo del racismo estadounidense dirigido especialmente contra la minoría afroamericana; su principal empresario Henry Ford (1863-1947) fue seguidor y ardiente difusor de la ideología nazi entre las personas de habla inglesa. La obra “El Judío Internacional” (1920), del famoso empresario estadounidense Henry Ford, de gran influencia en la expansión mundial del racismo y en la ideología nazi. Determinando la persecución y asesinato de los alemanes de origen judío, y luego de otras minorías étnicas como los gitanos. Esta clase de ideas se manifiesta en el desplazamiento, internamiento, y, más tarde, el exterminio sistemático de un número estimado de 10 millones de personas En medio de la Segunda Guerra Mundial, aproximadamente la mitad de esas víctimas son judíos en lo que es históricamente recordado como el Holocausto (Shoah), y otro grupo enorme de 100,000-1´000,000 de gitanos, que fueron asesinados en el Porraimos uholocausto de los gitanos. 

En Sudáfrica, el Apartheid fue un régimen de segregación racial implantado por colonizadores neerlandeses bóer o afrikaner, como parte de un régimen más amplio de discriminación política, económica, social y racial, de la minoría blanca de origen europeo sobre la mayoría negra aborigen, derivado a su vez del colonialismo. El concepto apartheiden afrikaner significa segregación. En Sudáfrica, los colonizadores ingleses y franceses habían impuesto normas de discriminación racial desde comienzos del s. XIX que continuó con los gobiernos blancos bóer. El Apartheid propiamente dicho se inició en (1948) con la toma del poder por parte del Partido Nacional. Este partido decidió implantar un régimen racista que consolidara el poder de la minoría blanca e impidiera el mestizaje de la población. Con ese fin sancionó en (1949) la Ley de Prohibición de Matrimonios Mixtos No 55/49, que prohibió los matrimonios de personas consideradas blancas con personas consideradas no blancas. Al año siguiente la separación sexual de los habitantes, según el tono de piel, se completó con la Ley de Inmoralidad No 21 de (1950), que reguló la vida sexual de los ciudadanos, prohibiendo la fornicación ilegal, y cualquier acto inmoral e indecente entre una persona blanca y una persona africana, india, o de color. Estas normas implantaron lo que se conoció como pequeño apartheid.

En (1955) en un congreso llevado a cabo en Kliptown, cerca de Johannesburgo, varias organizaciones opositoras, incluyendo el ANC y el Congreso Indio, formaron una coalición común que adoptó la Proclama de Libertad, con el fin de establecer un Estado sin discriminación racial. Las luchas antirracistas fueron severamente reprimidas por el régimen bóer, incluyendo matanzas y detenciones masivas. Entre los líderes afrodescendientes detenidos se encontraba Nelson Mandela que permaneció preso durante 27 años (1963-1990). EUA y los países de Europa Occidental toleraron el Apartheid durante las décadas de (1950), (1960) y (1970), debido a que Sudáfrica había adoptado una posición abiertamente anticomunista. Por el contrario, los países del bloque comunista liderado por la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), denunciaron desde un inicio al Apartheid como un régimen racista incompatible con los derechos humanos. A partir de la década de (1970), el régimen sudafricano comenzó a ser rechazado por la opinión pública mundial y la mayor parte de la comunidad internacional, y su apoyo comenzó a limitarse a EUA, Israel y las dictaduras latinoamericanas de ese momento (Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay, entre otros).

.

Racismo Folk, Común o Popular y Racismo Biológico:

El racismo folk, común o popular es la postura que defiende la superioridad e inferioridad de unos grupos humanos que se han denominado erróneamente como razas en una cultura, aceptando esto como algo de sentido común e incuestionable, en gran medida como un intento de la defensa de la identidad de una cultura determinada. Sin embargo, esta postura no intenta fundamentar racionalmente este prejuicio mediante la tergiversación de la biología y las ciencias naturales y humanas, sino que por lo general está fundamentado por posturas irracionalistas e incluso místicas. Este pensamiento ha estado presente en muchas culturas en diferentes épocas históricas, y aún está presente en la actualidad. Se considera en medios científicos que el concepto de raza es una creación europea que se desarrolló como respuesta y justificación a su expansión imperial y colonial durante los s. XVI al s. XX

Por su parte, el racismo biológico es la postura que intenta justificar, validar y legitimar el racismo como algo válido, sólido, racional, razonable y natural mediante el uso tergiversado y abuso de la biología y las ciencias en general, y solamente ha sido una sola cultura la que ha intentado defender esta postura: la cultura occidental. Stephen Jay Gould (1941-2002) afirmaba que este tipo de teorías se desarrollaron en base a una infundada creencia en el determinismo-reduccionismo biológico, en el punto de vista por el cual las diferencias, los roles o papeles y supuestas superioridades e inferioridades económicas, políticas y sociales entre los grupos humanos (razas, clases sociales y sexos) se dan por distinciones heredadas e innatas y la sociedad, en ese sentido, es una réplica exacta o un fiel espejo o reflejo de la biología, es decir de su constitución innata, es decir, que la posición de cada grupo ocupa de hecho en la sociedad constituye una medida de lo que dicho grupo podría y debería ser (si bien concede que algunos pocos sujetos asciendan en la escala social debido a su constitución biológica o innata privilegiada) y que los miembros de las capas bajas de la sociedad o grupos marginados de la sociedad están constituidos con unos materiales biológicos intrínsecamente inferiores o deficientes (cerebros más pobres, atavismos anatómicos[1] o genes de mala calidad), cuando en realidad eran el reflejo de los prejuicios socioculturales e históricos de los que, en muchas ocasiones y de manera inconsciente, nunca pudieron escapar o abstraerse los científicos. El concepto de raza, como demostración de la superioridad o inferioridad de ciertos grupos humanos, evolucionó progresivamente durante ese periodo hasta niveles muy sofisticados y eruditos para convertirse en una verdadera pseudociencia que más recientemente se basó en laetnografía y en la antropología física. El auge de estas doctrinas ideológicas disfrazadas de ciencia no han sido insignificantes y han resultado en ideologías destructivas como el Nazismo en Alemania, el Ku Klux Klan  en EUA o el Apartheid en Sudáfrica. Tanto el racismo folk como el racismo biológico hacen parte de la ideología dominante[2]. Sin embargo, tanto la biología evolutiva como las ciencias humanas (sociología, antropología, psicología, historia) han hecho grandes aportes que pueden ayudar a desenmascarar el racismo como prejuicio cultural aún presente en la actualidad en muchas culturas del Mundo.

.

¿Por qué es falso epistemológicamente y ontológicamente es una ficción el racismo? 

El concepto de razas humanas como grupos humanos separados y diferenciados biológicamente corresponde a prejuicios culturales e históricos. Lo que existen son las etnias y hace referencia a lo cultural. No hay en nada en la biología humana que valide, legitime y justifique el racismo, la misoginia, la homofobia o la discriminación socioeconómica, por lo cual el racismo es falso epistemológicamente y es una ficción ontológica (en el ámbito de la realidad concreta, empírica y material), además de ser moralmente reprobable. De hecho los grandes conflictos entre los seres humanos no surgen por las diferencias biológicas, sino por las diferencias culturales. No hay genes de la raza. De hecho las principales categorías que se denominan raciales parecen ser mínimas. La diferenciación que se denomina racial no va más allá del color de la piel. El rasgo más notable de la Evolución y la historia humanas es la unidad de la especie Homo Sapiens y el mínimo grado de divergencia que existe entre poblaciones geográficas en comparación con la variación genética de los individuos[3], por lo cual el concepto de razas humanas que se pueden jerarquizar en la biología es erróneo y falaz, pues no existen. Como observaba Richard Lewontin, si llegara el holocausto nuclear, y los únicos sobrevivientes fueran los miembros de una pequeña tribu residente en lo más profundo de los bosques de Nueva Guinea, se conservarían casi todas las variaciones genéticas actualmente presentes en los innumerables grupos humanos de nuestra población[4]. Y esto puede evidenciarse en 3 hechos fundamentales:

 

1). Todos los seres humanos comparten el 99% del genoma humano.

2). No hay evidencia alguna de radiación adaptativa o especiación alopátrica o alopátrida (del griego “Állos”, “otro diferente”) en los seres humanos (homo sapiens), la cual hace referencia al mecanismo por el cual una especie origina otra u otras especies en áreas diferentes por aislamiento geográfico. Cuando parte de una población de una especie se aísla geográficamente del resto puede, con el tiempo, evolucionar con características diferentes de la población parental, debido a la acumulación de mutaciones y a la selección natural. Este fenómeno es particularmente importante cuando la población aislada es pequeña, debido a la deriva genética (por ejemplo, al efecto fundador), o si la población se aísla en un ambiente que le provoca nuevas demandas. Muchos investigadores han mostrado que esta es la mayor razón de porqué hay tantas y diferentes especies en el mundo. El homo sapiens siempre ha sido una especie nómada, y por esto nunca ha sufrido este fenómeno.

3). Todos los seres humanos, sin  importar el contexto sociocultural e histórico, tienen la capacidad de interfecundidad, es decir, de reproducirse en cualquier parte del Planeta Tierra con cualquier persona de cualquier cultura.

Tal y como lo señala el biólogo, paleontólogo, historiador y filósofo de la ciencia y de la biología agnóstico estadounidense Stephen Jay Gould (1941-2002), “si nuestra especie tuviera millones de años de antigüedad (como es el caso de muchas), y si sus razas hubieran estado geográficamente separadas durante la mayor parte de ese tiempo sin intercambio genético significativo, entonces quizá se habrían acumulado lentamente grandes diferencias genéticas entre sí. Pero Homo Sapiens sólo tiene decenas de miles, o a lo sumo unos pocos centenares de miles de años de edad, y probablemente todas las razas modernas se desprendieron de un linaje ancestral común hace apenas unas decenas de millares de años. Unos pocos caracteres ostensibles de la apariencia externa nos conducen a considerar subjetivamente que se trata de diferencias importantes. Pero los biólogos han afirmado recientemente, aunque lo sospechaban hace tiempo, que las diferencias genéticas globales entre las razas humanas son asombrosamente pequeñas. Aunque la frecuencia de los distintos estados de un gen difieren entre las razas, no hemos encontrado “genes de la raza”, es decir, estados establecidos en ciertas razas y ausentes en todas las demás razas”[5]).

.

El racismo en Colombia:

El racismo en Colombia está relacionado particularmente con los factores étnicos, socio-económicos, religiosos, morales, estéticos e incluso políticos. Aunque en Colombia se presentan menos cantidad de casos discriminatorios que en otros países, la discriminación en Colombia ha afectado de manera principalmente los derechos de los indígenas colombianos e igualmente los afrocolombianos. Se estima que este problema proviene de la exclusión racial de la sociedad durante la época colonial, en el cual las personas africanas eran destinadas a trabajos forzados, y los habitantes indígenas fueron desterrados de sus territorios. Las primeras décadas de la época republicana en Colombia también fueron testigos de los problemas discriminatorios que habían dejado los europeos tras el paso por el país, y aunque la esclavitud de los afrodescendientes fue abolida en (1851) el problema persiste hasta la actualidad, aunque con diferentes políticas. Es por esto que la Asociación de Ateos de Cali (AAC) rechaza explícitamente el racismo y apoya activa y concretamente la lucha contra el racismo como algo justo, razonable y válido en sí mismo.

[1] Un verdadero atavismo es un rasgo ancestral, discontinuo y debido a causas genéticas: por ejemplo, cuando nace un caballo dotado de dedos laterales funcionales. Véase Gould, Stephen Jay., La Falsa Medida del Hombre. Ediciones Orbis S.A. Muy Interesante. Biblioteca de Divulgación Científica. 1986, pág. 123-125.

[2] La ideología es el conjunto de las ideas y valores hegemónicos o dominantes de un contexto sociocultural determinado en una época histórica determinada. Son las ideas y valores que expresan la supuesta naturalidad de cualquier orden o sistema sociocultural existente y que ayuda a mantenerlo, validarlo, justificarlo, legitimarlo y fundamentarlo. Ver Lewontin, Richard., No está en los genes: Crítica del Racismo Biológico. Grijalbo Mondadori, pág. 13.

[3] Lewontin, Richard., No está en los genes: Crítica del Racismo Biológico. Grijalbo Mondadori, pág. 155.

[4] Gould, Stephen Jay. La Falsa Medida del Hombre. Ediciones Orbis S.A. Muy Interesante. Biblioteca de Divulgación Científica. 1986, pág. 341.

[5] Gould, Stephen Jay. La Falsa Medida del Hombre. Ediciones Orbis S.A. Muy Interesante. Biblioteca de Divulgación Científica. 1986, pág. 341.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s